El señor de los anillos (MERP)

El señor de los anillos (MERP)

542 seguidores · 8,8 83 votos

El Señor de los Anillos, el juego de rol de la Tierra Media (conocido como MERP por sus siglas en inglés Middle-earth Role Playing) fue el primer juego de rol oficialmente ambientado en el universo de fantasía heroica creado por J.R.R. Tolkien.

El juego fue creado y diseñado por S. Coleman Charlton y Pete Fenlon gracias a un acuerdo de derechos de explotación firmado con Tolkien Enterprises. Publicado por primera vez en Estados Unidos por Iron Crown Enterprises (I. C. E.) en 1984 bajo el título de Middle-earth Role Playing. 

El sistema de juego de El Señor de los Anillos está basado en el de Rolemaster, que también fue creado y editado con anterioridad por Iron Crown Enterprises.

El Señor de los Anillos MERP fue traducido, publicado y distribuido por primera vez en español en septiembre de 1989 por la editorial Joc Internacional.

En 1999, la editorial La Factoría de Ideas tradujo y publicó en español la segunda edición de MERP bajo el título El Señor de los Anillos, Segunda Edición.

Publicaciones de la comunidad relacionadas con El señor de los anillos (MERP)

Asick Hace 1 año
#anecdota
Huida mas alla de toda esperanza
En esta historia yo era jugador, me encontraba con mi montaraz Elfo Silvano de vuelta de Gondor (donde había comprado un pequeño perro para adiestrarlo), cuando atravesando un bosque, nos topamos con un grupo de Woses (son indígenas llenos de tatuajes) que habían repelido un ataque de Orcos, pero no habían podido evitar que capturasen a algunos de ellos. Pidieron la ayuda del grupo y aceptamos ir a echar un vistazo mientras ellos reunían a los Clanes. Nos adentramos en las escarpadas montañas hasta descubrir la presencia de orcos en varias cuevas cercanas. Mi grupo se quedó retrasado mientras yo me infiltraba en una de las cuevas para intentar rescatar sigilosamente a los cautivos.

El plan salió mal y fui capturado, mis compañeros no se atrevieron a acercarse para salvarme, lo cual no les pude reprochar, pues eran 4, y habíamos estimado que los orcos de la zona serían cerca de un centenar.

Engrilletado fui visiblemente torturado durante un par de días en la entrada de la cueva del líder (el máster intentando incitar a los demás jugadores, pero estos no se movían). Yo ya había perdido toda esperanza, y pensaba que nuevo personaje hacerme cuando llegó.. mi perrito?? (y pensé, a esto le llama ayuda el master?). Total, volvió el Chaman orco para torturarme, le hizo tanta gracia la patética defensa del perrillo con sus ladridos, que no lo mató en el acto, sino que lo ató a mi lado para que disfrutase del espectáculo...

Sabiendo que no tenía escapatoria, e inevitablemente iba a llegar mi muerte, decidí jugármela. Cuando el Chaman no miraba logré soltarme con un éxito crítico de las ataduras (dislocándome los pulgares), salté sobre el para ahogarle pero obtuve una Pifia, con lo que caí sobre el potro de tortura rompiéndome un brazo, el Chaman bramó algo en su lengua y sonriente se dispuso a atarme de nuevo. Con un ágil movimiento me zafé de sus manos y salté sobre él para arrollarle y escapar de la cueva, con tan mala suerte, que volví a sacar una Pifia en el salto y caí sobre el otro brazo, que también se rompió O_o. El Chaman descojonado, yo ya sin ideas, el perrillo alterado logra soltarse y le lanza un mordisco (y yo pensando.. como no le dé en la entrepierna.. poco va a hacer. Estoy muerto sin remedio). Para mi asombro impacta, sacando después un crítico alto, que le mata!!. Arrastré las llaves hasta las celdas de los Woses y.. pies para que os quiero.

El resto ya fueron tiradas de persecución contra 300 orcos?? (si.. había más dentro de las cuevas) hasta llegar 4 horas más tarde, y totalmente ensangrentados por arañazos de piedras y arbustos, de vuelta al bosque, donde los Woses en pie de guerra se sorprendieron al vernos llegar y acabaron con la amenaza.

Recompensa, buena, su amistad eterna (ozu!), y el hijo del jefe de clan, que nos acompañó durante un par de aventuras.

Volvería a hacerlo? por supuesto que no, mezcla de tanta mala y buena suerte, no se repiten 2 veces.


tigrónidas Hace 1 año
Me da en la nariz que vuestro Máster tiene demasiada piedad con vosotros...
Asick Hace 1 año
Jajaja, no, el máster también me daba por muerto.

Tras mi captura hizo una batida por la zona pero no encontraron a nadie, así que mi tortura estaba destinada a saber si me había mandado alguien, para que, quién más sabía que tenía un asentamiento allí y si alguien les iba a atacar.

Siguiendo la retorcida mente de un malo en vez de matarme prefirió seguir torturándome, y me usaba como cebo por si algún valiente estaba mirando y decidía rescatarme, pero los otros PJs no picaron, y la coña con los dados (del perro, no mía) dió un cambio inesperado de la situación.
Kuma Almasy Hace 7 meses
He alucinado con la anécdota. En mi mesa también nos ha sucedido cosas así y son momentos únicos y muy divertidos. Del mismo modo, los afectados nunca quieren repetir la experiencia jaja.
Inicia sesión para participar
Kashiwa Hace 4 años
Publicado en: Recurso Hoja de personaje avanzada
Ha añadido el recurso Hoja de personaje avanzada para el juego de rol El señor de los anillos (MERP)
Inicia sesión para participar
Inad Hace 6 años
Publicado en: Aventura Milicianos de Druwaith Iaur
Ha añadido la campaña Milicianos de Druwaith Iaur para el juego de rol El señor de los anillos (MERP)
Inicia sesión para participar
Pedro Hace 6 años
Ha añadido el recurso Hoja de personaje para MERP, segunda edición. para el juego de rol El señor de los anillos (MERP)
Inicia sesión para participar
Lebaa Hace 6 años
Publicado en: Aventura La Torre de Hop
Ha añadido el módulo La Torre de Hop para el juego de rol El señor de los anillos (MERP)
Inicia sesión para participar
Fingolfin Hace 6 años
#anecdota
La suerte pudo hacer más que la estrategia
Estábamos en una campaña contra el Señor Oscuro. Ésta nos había llevado más al sur de lo que nunca nadie de la compañía había estado, excluyendo claro a un guerrero de Gondor. Perseguíamos a un capitán de los hombres de Harad para vengar la muerte de mi primo y al fin habíamos descubierto su campamento. Estaba eufórico con la noticia, pero esa euforia pronto se tornó en desesperación: se encontraba en un campamento de unos 200 hombres, al otro lado del río, y se dirigía hacia el este muy deprisa, por lo que supusimos que a la mañana siguiente seguiría en camino. En resumen, teníamos tan solo una noche para cruzar el río, internarnos en el campamento enemigo, asesinar a su líder y escapar, una tarea para nada sencilla.

Una maga elfa de nuestro grupo utilizó su poder para disfrazarnos de haradrims, además de la sangre de unas ardillas que habíamos cazado en el bosque hace unas horas. No eran disfraces excelentes, pero confiamos en que en la oscuridad de la noche servirían. Yo (un montaraz elfo sindar) y un compañero (un animista medio elfo) nos acercamos al campamento, mientras los demás preparaban todo para la huida o, de ser necesaria, la defensa.
Nos adentramos entre las tiendas enemigas en silencio, pero quiso la mala fortuna que un guardia nos viera "merodeando", fuera de los lugares donde parece que estaban habilitados los soldados comunes para transitar. Fuimos llevados ante el jefe. Mi gran oportunidad. No, mejor no. Sería en vano entre tantos enemigos. Mejor esperar.
No hace falta que explique lo desesperante que fue la situación, creo que con sólo aclarar que no entendíamos su idioma basta... Ante nuestra "osadía" de no contestarle al jefe, fuimos atados y encerrados en una carpa con 2 guardias en la entrada.
Con un simple hechizo quemé las cuerdas que me ataban y luego solté a mi compañero. Él utilizo un sortilegio más poderoso que le permitió controlar un camello enemigo, que provocó confusión e incluso hirió gravemente a un guardia. Aprovechando la situación, pero no sin realizar alguna que otra pericia más, logramos escapar e ir a reunirnos con nuestros compañeros.

A la mañana siguiente...

Todo estaba planeado. Prepararíamos una emboscada.
Tal cual esperábamos, el capitán se encaminó al frente de su ejercito por un sinuoso camino entre las colinas. El plan era simple en cuanto a lo estratégico, pero sumamente complicado de ejecutar. El animista(que se escondería detrás de un promontorio) controlaría al camello del capitán y lo haría dirigirse a donde estábamos yo y el resto del grupo, escondidos más lejos. Allí lo enfrentaríamos.
Pero todo salió distinto a lo planeado. El hechicero falló en su conjuro y no pudo controlar al camello, pero este se puso nervioso y arrojó a su jinete al suelo, aplastándolo con sus patas delanteras. Yo no daba crédito a mis ojos. La suerte pudo hacer más que la estrategia.
Inicia sesión para participar
Lebaa Hace 6 años
#anecdota
Una caida muy tonta
Esto fue sobre 1994 mas o menos reuní por primera vez un grupo de cuatro amigos y les expongo como Master la aventura.
y a los cinco minutos de empezar, Cuando están apunto de explorar el sótano va el que hacía de guerrero tira pifia y me saca que tropieza al bajar las escaleras y se desnuca. psj muerto en cinco minutos.
Hace cuatro meses con el sistema CODA nos ajuntamos cinco para jugar por primera vez y va un pj que hacia de maga elfa nada mas empezar me saca pifia subiendo por unas escaleras encima me repite dos veces más sacando la pifia más alta.

ME PARECIÓ digno de contar que por los caprichos de los dados las dos veces que empece como master en el Señor de los anillos y en distintos "siglos" o fechas me pasara lo mismo a los cinco minutos de empezar el juego.
Y es que ¿cuantas casualidades como estas podemos encontrar?
Inicia sesión para participar